domingo, marzo 23, 2014

Madrid es la capital de los inversores inmobiliarios extranjeros en España


  Madrid es el centro del interes de la inversion inmobiliaria extranjera en España , si bien de momento mucho ruido y pocas nueces, es decir, que los edificios emblematicos madrileños disponibles en venta son muy visitados pero el cierre definitivo de operaciones de compra-venta es muy escaso de momento.

            El periodico digital El Confidencial en una noticia de portada publicada hoy titulada Turismo inmobiliario : La salvavidas de Madrid describe el interes de los inversores, especialmente extranjeros, en visitar inmuebles en venta en Madrid , si bien aclara el articulo que el numero de operaciones es aun muy bajo en proporcion a la cantidad y calidad de los presuntos inversores.

       Madrid ha vuelto al radar internacional por la puerta de atrás. A pesar del deterioro acumulado tras años de mediocridad institucional, la capital española se ha convertido en escala obligada. El interés folclórico (El PradoSantiago Bernabéu o Las Ventas) ha dejado paso al más crematístico. La liquidación de las joyas inmobiliarias del país se ha convertido en un fenómeno universal que atrae a millonarios, fondos de inversión o simples oportunistas, deseosos de pasearse por las principales arterias madrileñas y contemplar cómo son las gangas que ofrece un mercado de saldo. Ningún capital extranjero quiere perder la oportunidad de visitar la azotea de algún rascacielos con la promesa de invertir algunos cientos de millones.
Aunque el dinero ha llegado a la capital, muy pocas veces se ha decidido a comprar algo. Tanta visita infructuosa ha derivado en cierto hartazgo de los propietarios, es decir, de las entidades financieras, auténticos amos del nuevo monopoly inmobiliario que se dibuja en Madrid y en el resto del país. “No te molestes, no estamos enseñándolo más”. Esta semana, el trajín informativo sobre la venta del Edificio España, propiedad del Banco Santander, ejemplifica a la perfección el estado febril del mercado. La visita del multimillonario chino Wang Jialin al rascacielos madrileño para valorar su adquisición, aprovechando su paso por la capital, provocó el entusiasmo institucional de Ayuntamiento y Comunidad.
El interés del hombre más rico de China es poco original. Antes que él, otro medio centenar de inversores llamó a la puerta de Emilio Botín para visitar el Edificio España durante el último año y medio. Por el emblemático inmueble de los años 50 han pasado millonarios mexicanos, brasileños, venezolanos, asiáticos, israelíes… y fondos de inversión como Norges, gestor de las pensiones de Noruega, que también ha visitado la capital para estudiar las oportunidades inmobiliarias que se levantan a lo largo de los ejes del Paseo de la Castellana y de la Gran Vía. Todos, salvo honrosas excepciones, vuelven a sus cuarteles generales convencidos de la oportunidad, pero despistados por las singularidades locales.
Vista del Edificio España desde la plaza de España. [Luis García (Zaqarbal), Wikimedia]
El Edificio España atrae inversion inmobiliaria extranjera en Madrid
Vista del Edificio España desde la plaza de España. [Luis García (Zaqarbal), Wikimedia]









         
           Después del fiasco de Eurovegas, la ilusoria ciudad del juego que implicaba el desarrollo inmobiliario de una gran reserva de suelo en Alcorcón, las autoridades locales están ansiosas por aflorar nuevos proyectos que les permitan dinamizar el sector inmobiliario como motor económico y, por ende, traducir estas iniciativas en algún tipo de rédito electoral. Sólo esta urgencia electoral puede explicar el deseo fervoroso del presidente madrileño Ignacio González por colocar el Edificio España al rey de los centros comerciales en China, igual que la alcaldesa Ana Botella accedió a transigir con las exigencias urbanísticas planteadas por el empresario Juan Miguel Villar Mir para transformar el complejo histórico de Canalejas.
Por distintos motivos, propios y ajenos, España lleva meses de moda. Somos el destino favorito para los inversores en búsqueda de oportunidades. Nuestra escasa madurez como mercado inmobiliario , sólo hemos atravesado dos crisis desde la llegada de la democracia, ha provocado ajustes que han aprovechado los inversores extranjeros para tomar posiciones en nuestro mercado.        
        Entre los inversores locales, sólo gigantes como Amancio Ortega se han atrevido a comprar ladrillo en plena crisis (Torre Picasso), aunque poco a poco otros millonarios como Juan Abelló o Mario Losantos parecen dispuestos a invertir de vuelta en España. El miedo y la inexperiencia, no la falta de dinero, dejaron yermo el sector durante años.
Esa travesía por el desierto llega a su fin. El dinero de fuera hace cola por invertir en el ladrillo español. La hemorragia de la crisis parece haberse atajado y el diagnóstico de los inversores vuelve a ser esperanzador. Sin embargo, los euros todavía se resisten a entrar de forma ordenada y continuada. En este sentido, Madrid ejemplifica a la perfección esa condición de gran bazar inmobiliario con un transitado escaparate en el que todos los compradores miran, pero donde muy pocos llegan a comprar, a pesar de contar con millones para ello. Todos buscan algo más que una gran rebaja en el precio. Como muchos inversores se cansan de repetir, falta producto, faltan proyectos y sobran metros cuadrados inútiles.

    Respecto a los pequeños inversores en el mercado inmobiliario español y mas concretamente en Madrid, Inmobiliaria Barreras en su boletin de noticias sobre vivienda en España publicba una noticia titulada Inversores extranjeros buscan viviendas en Madrid capital y compran al contado en la que asegura que en el ultimo trimestre de 2013 " ha aumentado la demanda de compra de viviendas en Madrid , tenemos una cartera de clientes que ya han comprado apartamentos como inversion en España con nosotros que tienen intencion de seguir comprando... "